En la construcción o reforma de una vivienda hay muchos detalles a los que prestar atención y sobre los que hay que tomar decisiones. Por lo general, debemos ajustarnos a un presupuesto limitado, lo que nos obliga a vigilar los gastos que vamos a hacer en los materiales de construcción.

En estos casos, lo más conveniente es hacer una lista y priorizar. ¿Qué elementos de nuestra construcción o reforma son más importantes para nuestra vivienda? ¿Cuáles van a suponer una verdadera diferencia en el día a día de nuestro hogar? Desde Climalit, somos fieles defensores de la idea de que instalar unas buenas ventanas es una inversión de futuro, dado que entre el 20%-40% de la calefacción y aire acondicionado se pierde por las ventanas. De ahí que la elección del cristal a colocar sea fundamental.

Problemas de condensación

Seguro que alguna vez hemos visto ventanas en las que se acumula la condensación en forma de gotas de agua en la cara interior del cristal. ¿Por qué sucede esto? La condensación es el resultado del contraste entre el aire caliente y húmedo del interior de la vivienda, con una superficie mucho más fría (el cristal) al estar expuesta en el exterior.

La filtración constante de humedad a lo largo de los cristales y del yeso que rodea el marco de las ventanas, incluso en las paredes, puede ser muy irritante, e incluso en algunos casos, causar graves daños estructurales y arruinar la pintura.

Las ventanas de baja calidad suelen pecar de este problema. Para evitarlo lo recomendable es instalar ventanas con cristales SGG CLIMALIT PLUS® y con rotura de puente térmico (sistema que evita que la cara interior y exterior tengan contacto entre sí, intercalando un material mal conductor entre medias). Con la rotura del puente térmico se consigue elevar la temperatura superficial del perfil interior, restringiendo la aparición del rocío.

Menor eficiencia energética

Una de las principales diferencias entre las ventanas de gama alta y las ventanas de baja calidad es el nivel de aislamiento térmico que proporcionan. Las ventanas de gama alta suelen contar con vidrios de última generación como SGG CLIMALIT PLUS®, que proporcionan un plus de aislamiento con su gama de vidrios de Aislamiento Térmico Reforzado SGG PLANITHERM o SGG PLANISTAR ONE.

Una ventana con un elevado nivel de aislamiento térmico va a ser una gran inversión de futuro. En invierno, contribuirá a que la vivienda pierda menos calor y tengas que gastar menos en calefacción; y en verano ayudará a evitar que el calor exterior penetre dentro de la casa y tengas que hacer menos uso de aire acondicionado.

Problemas de ruido

Otra de las grandes deficiencias de las ventanas de baja calidad, es su nivel de aislamiento acústico. Todos buscamos convertir nuestro hogar en un espacio agradable y tranquilo. En una casa, el nivel de ruido exterior que logra entrar en la vivienda proviene de paredes muy finas, y de puertas o ventanas que no aíslan lo suficiente.

La elección del vidrio para nuestras ventanas va a incidir de manera definitiva en el aislamiento acústico de nuestra vivienda.

No es lo mismo instalar un doble acristalamiento simple, que incorporar un vidrio de asilamiento acústico como SGG CLIMALIT PLUS SILENCE, que nos mantendrá aislados del ruido exterior. Para más información pincha aquí. (link a soluciones acústicas)

Menor nivel de seguridad

La ventana es el elemento más vulnerable de una vivienda. No se trata de evitar que los cacos se cuelen por las ventanas (para ello sería necesario la instalación de ventanas antirobo); si no de ser precavido ante posibles accidentes: ¿qué ocurrirá si la ventana se rompe? ¿Será seguro para mis hijos? ¿Y si se rompe de dentro hacia a fuera? Para minimizar el riesgo de sufrir accidentes y cortes por rotura te recomendamos añadir vidrios SGG STADIP a tus ventanas.

¿No sabes qué ventanas instalar?

En Kenher te asesoramos para que realices la elección del cristal que más se ajuste a las necesidades de tu vivienda, y acudir con la solución a tu instalador de confianza.